El té verde es originario de China e India, sin embargo, actualmente su consumo es global; recibe el mote de verde porque es elaborado a partir de las hojas más frescas o con los brotes nuevos del arbusto Camellia sinensis, que no se han oxidado todavía ni fermentado lo que origina un color pálido.

Actualmente este té es tan popular que encontramos distintos productos elaborados a partir de él, por ejemplo: jabones, cremas para piel, champús, incluso alimentos como pasteles y yogures.

Es un error muy común llamar a distintas bebidas “té”, como el té de manzanilla, té de hierba buena, entre otros. Sin embargo, esto es impreciso, pues para que un té sea considerado como tal, tiene que provenir exclusivamente de la planta Camellia sinensis, las otras preparaciones donde se involucra agua caliente y alguna hoja o flor, pueden ser tisanas o infusiones, pero ese es otro tema.

Una vez aclarado qué sí es el té verde y qué no lo es, también es preciso aclarar que hay distintos tipos de tés verdes como sencha, bancha, matcha, y otros más, aunque en general todos comparten propiedades similares. Justamente adentrándonos en los beneficios de este producto te presentamos las 3 principales propiedades del té verde.

  1. Tiene alta concentración de antioxidantes.

El té verde presenta mayor nivel de antioxidantes, comparado con el té negro, esto se puede explicar porque tiene menos procesamiento y fermentación.

Los antioxidantes son sustancias naturales que pueden prevenir o retrasar algunos daños en las células, por lo tanto, protegen al cuerpo contra malestares como:

  •         Envejecimiento prematuro, producido por la acumulación de radicales libres.
  •         Enfermedades del sistema nervioso, ya que se ha demostrado que ayudan a prevenir la demencia, el Alzheimer y el Parkinson, gracias a un efecto protector de las neuronas.
  •         Enfermedades cardiovasculares, como la aterosclerosis.
  •         Cáncer, ya que los antioxidantes pueden inactivar la carcinogénesis, inhibir la proliferación de células, mejorar los procesos de reparación del ADN y reducir el estrés oxidativo.
  1. Reduce el estrés

Ciertos compuestos de este té disminuyen la formación y la actividad de radicales libres, reduciendo el estrés. Asimismo, posee un aminoácido llamado L-teanina, cuyo efecto principal es la relajación, sin somnolencia y aumenta los niveles de hormona llamada dopamina que mejora el estado de ánimo.

  1. Puede estimular la quema de grasa

Según algunas investigaciones, el té verde puede aumentar la tasa metabólica e incrementar la quema de grasa debido a sus propiedades termogénicas (que se extienden más allá del efecto de la cafeína). Sin embargo, no todos los estudios han encontrado un aumento en el metabolismo, por lo que el efecto puede variar según los individuos y las condiciones de prueba.

Por último, ¿cuánto té verde es recomendable consumir al día?

La verdad es que no hay una cantidad establecida, existen distintas opiniones acerca del horario y frecuencia del consumo, todo depende de la concentración del té, el organismo y gustos de cada persona, entre otros factores. Afortunadamente se pueden encontrar diversas presentaciones del té verde con la concentración y dosis recomendada para aprovechar todos los beneficios de este gran producto. Ponte en contacto con Tonic Life para saber más sobre nuestra variedad de productos con té verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.